Violaciones de inmigración federal

Bajo la ley federal, es ilegal para cualquier extranjero que haya sido denegada la admisión, deportado o sacados del país intentar ingresar a Los Estados Unidos. El gobierno generalmente no tiene que demostrar que un extranjero sabía que el reingreso era contra la ley. Es normalmente suficiente para una condena mostrar que el extranjero simplemente entro al país voluntariamente. La excepción a esta ley es si el Fiscal General consintió expresamente a volver a aplicar para la admisión del extranjero, o si el extranjero no estaba obligado a obtener el consentimiento de avance. Una condena puede resultar en una sentencia de hasta dos años de prisión y una multa.

La pena impuesta puede incrementarse basado en el extranjero y los antecedentes penales. Por ejemplo, un extranjero que fue declarado culpable de un delito grave o de tres o más delitos que implican violencia o drogas después de su retiro o deportacion puede ser sentenciado a 10 años. Si él es culpable de una felonía agravada después de su retiro, se podrá imponer una pena de asta 20 años. Un extranjero eliminado o deportado por motivos relacionados con actividades terroristas que luego vuelve a entrar arriesga una posible condena de 10 años. Si el extranjero fue quitado después de ser declarado culpable de ciertos delitos no violentos y luego devuelve antes de completar la sentencia, puede recibir una sentencia de hasta 10 años.

Transportar, albergar o alentar a un inmigrante ilegal a permanecer en el país también son crímenes. Es ilegal que una persona que sabe (o ignora imprudentemente) que un extranjero que ha entrado o permanece en los Estados Unidos ilegalmente y luego transportar o intentar transportar al extranjero dentro del país.

También es ilegal que una persona que tiene este conocimiento y oculta, alberga o protégé a un extranjero de detección en cualquier lugar como un edificio, o por medio de transporte comete un delito. Alentar o inducir a un extranjero a venir o que resida en los Estados Unidos también es un crimen cuando la persona saben o imprudentemente ignoran el hecho de que la entrada es o fue ilegal.

Sabemos la importancia de conocer a cada uno de nuestros clientes personalmente y desarrollamos una relación de largo plazo. Estamos dedicados y entendemos que este no es solo un caso — es su vida. Llamenos lo mas antes possible.

Llame gratis al 800-299-1939 o Contáctenos!